El promotor - construirtucasa.com

Buscar
Vaya al Contenido

Menu Principal:

El promotor

La obra
 
 
Imprimir
Altavoz

EL PROMOTOR

Para que lo entiendas con claridad, el promotor es el que paga la obra que se va a construir, con recursos propios o ajenos, por ello suele ser también el que decide como debe ser la casa, como debe estar distribuida, etc. Vamos, en el caso de tu nueva casa, el promotor eres tú.

Son tus obligaciones, básicas, como promotor de tu propia casa:

  • Tener sobre el solar la titularidad de un derecho que te permita legalmente poder construir tu casa en él. Es decir: que el terreno sea tuyo, o que tengas algún documento que te autorice a construir en él.

  • Nombrar al arquitecto que te hará el proyecto, al arquitecto que te dirigirá la obra (que suele ser el mismo que te hizo el proyecto) y al aparejador.

  • Facilitar la documentación e información previa necesaria para la redacción del proyecto, así como autorizar al director de obra las posteriores modificaciones del mismo.

  • Gestionar y obtener las preceptivas licencias y autorizaciones administrativas, así como suscribir el acta de recepción de la obra.

  • Suscribir los seguros exigidos por la Ley de Ordenación de la Edificación; pero en tu caso, por estar construyendo una vivienda que será para ti, (que no será para vender), no necesitarás hacerte ningún seguro para la obra.

El seguro decenal, que cubre de los daños estructurales de la construcción durante 10 años, no será obligatorio para los particulares que construyan una sola casa. También se exime de este seguro a los edificios residenciales sujetos a rehabilitación. Este cambio normativo suprime este seguro de daños únicamente en los dos supuestos antes mencionados, mientras que el resto de promociones tendrán que contratar dicha póliza de salvaguarda.
Si el autopromotor decide vender la casa que se ha construido, antes de diez años, se verá obligado a suscribir el seguro decenal que no contrató en el momento de su construcción; y sin esta póliza el comprador no podrá: ni inscribir el inmueble, ni la escritura de la posible hipoteca, en el Registro de la Propiedad.

  • Incluir en proyecto un estudio de gestión de residuos de construcción y demolición (éste ya lo mete el arquitecto en el proyecto). Prever su retirada selectiva y asegurar su envío a gestores autorizados de residuos peligrosos.

  • Al construir la casa se debe disponer de la documentación que acredite que los residuos de construcción y demolición han sido debidamente gestionados según legislación.

 
 
El blog de Construitucasa.com
 
 
Página anterior
 
Subir arriba
 
Siguiente capítulo
 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal